Es Junio… ¿y eso que significa? Depende de la perspectiva en que lo miremos. Para muchos significa verano, vacaciones, playa, prima (en Colombia los empleadores pagan a sus empleados el 50% de su salario adicional en esta época y un 50% más en Diciembre), descanso… etc. Pero para otros es una época genial para crear, ocuparse de hacer e impulsar lo que se venía proyectando 6 meses atrás cuando apenas estaba empezando el año y eso significa más trabajo y poco descanso y algunas veces hasta menos ingresos.

                                                              

Este último es mi caso. Como emprendedora aprovecho el sol de este mes para inspirarme y crear contenido, no me preocupo de cuánto dinero entra en mi cuenta de ahorros sino que me ocupo de generar tantas ideas como me sea posible para disfrutar de flujos de caja positivos durante los próximos meses.

Hoy quiero compartirles 6 conclusiones que salieron de la conversación que tuve con un emprendedor a quien conocí hace más o menos 3 años gracias a un programa de aceleración de la Alcaldía de Medellín.

Él se llama Juan Guillermo López, de profesión es Ingeniero Químico pero él dice que tiene formación como ingeniero, culebrero y actor jaja. Hizo teatro durante 15 años y de día trabajaba como Ingeniero dentro de una empresa y de noche hacia teatro, así que en la empresa siempre lo vieron como el sollado que hacia teatro y en teatro como el man serio súper ejecutivo jajaja.

Su historia como emprendedor no comienza desde niño, al contrario, me contó que le costaba mucho emprender sin embargo siempre tuvo la inquietud de trabajar por y para lo propio.

Su primer emprendimiento fue en el 2006 y es a partir de aquí donde empiezan los aprendizajes que hoy quiero compartir con todos los emprendedores:

1. Si te asocias con amigos, recuerda que primero fue la amistad antes que la sociedad que conformaron. Juan Guillermo tuvo la oportunidad de asociarse con dos muy buenos amigos en diferentes emprendimientos y aunque uno de ellos ya fue liquidado la amistad con su amigo sigue intacta. Y es que el tema societario es complejo, pues cuando nuestros socios son amigos y no sabemos diferenciar temas profesionales con temas de amistad puede salirnos caro a la hora de sacar adelante un proyecto, así que lo ideal es reconocer las habilidades que tiene cada uno, definir bien los roles y permitir que uno lidere. Bussines are bussines.

2. Los emprendedores deben estar dispuestos a vivir todos los ciclos de un emprendimiento. Todo proyecto tiene un proceso que debe ser vivido y en este proceso no existen los atajos. Un emprendedor debe entonces estar dispuesto a inyectar capital financiero, dedicar tiempo, desarrollar diferentes roles dentro del proyecto y en muchas ocasiones hasta recibir una remuneración muy inferior a sus expectativas. Juan Guillermo por ejemplo lleva 6 años con un emprendimiento y no ha recibido ni un solo ingreso por el.

Ojo, nadie dijo que emprender fuera fácil, este proceso duele y cuesta sudor y lágrimas, rechazo por parte de nuestra familia (que a veces son los primeros que se oponen), sentirnos fracasados o sin rumbo fijo, perder amigos porque no entienden que tus prioridades ahora son sacar un proyecto adelante, entre otros. Si fuera fácil todo el mundo lo haría.

3. Un emprendedor siempre está atento a las oportunidades o necesidades desatendidas en el mercado. Recuerdan que les conté que Juan Guillermo trabajaba como Ingeniero de día y en la noche hacia teatro?… bueno, pues mientras el estaba en reuniones con ejecutivos súper importantes, empezó a darse cuenta que algunos de ellos no tenían habilidades comunicativas, no sabían absolutamente nada de expresión corporal ni nada de esas cosas y de ese análisis se le ocurrió la idea de emprender con un servicio que conectara los dos mundos en los que él se movía – el empresarial y el teatral – para entregarles las herramientas adecuadas a las personas del mundo corporativo para comunicarse asertivamente.

4. Estudiar el mercado antes de lanzare incluso desarrollar tu producto o servicio es fundamental. Otro emprendimiento en el que participo Juan Guillermo (por el cual lo conocí) tenía un equipo emprendedor súper completo, un producto que funcionaba de maravilla, no existía en el mercado una solución como la de ellos… todo era perfecto, sin embargo a la hora de salir a acelerar su emprendimiento, se dieron cuenta que el mercado no estaba preparado para el cambio cultural y tecnológico que suponía adoptar sus productos. Imagínense cuando salió la tv a color… las personas no estaban preparadas ni económicamente ni culturalmente para adoptarla inmediatamente, por eso la difusión de la tv a color se demoró más o menos 25 años!, algo así fue lo que le paso al emprendimiento de Juan Guillermo.

5. Un emprendedor debe tener ciertas características. Uno cuando emprende le toca ser persistente, avispado, visionario, inteligente emocionalmente, ser una mezcla entre arriesgado y aterrizado, tener fe, creer en uno mismo, adaptarse al cambio fácilmente. Y aquí me apropio de una frase que le aprendí a mi profesor de Finanzas, Juan Felipe Rodríguez:

Un emprendedor no nace ni se hace, es pura convicción!

6. El emprendimiento significa libertad. Claro! porque uno desde el principio está haciendo lo que eligió y tiene libertad para tomar decisiones y para crear… sin embargo aunque el emprendimiento es un vehículo para alcanzar libertad de tiempo y libertad financiera, esa si toca construirla y ya sabemos que no es nada fácil pero es un camino que por lo menos yo disfruto muchísimo!

 

y tú? como ha sido la experiencia de emprender algún proyecto en tu vida?

Gracias por leerme!

Nos vemos en instagram @almalibreco

Categorías: Emprendimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *