Yo estoy viviendo una batalla espiritual. Lo reconozco. Lo acepto. Lo enfrento. Desde el amor.

Aunque no sé si pueda delimitar el tiempo desde que estoy viviendo esta batalla (pues hoy pienso que es desde hace un par de meses, pero antier pensaba que es desde hace un par de años y mañana puedo pensar que ha sido durante toda mi vida) si puedo reconocer que me he sentido acorralada, que he sentido su peso hasta el cansancio mental y físico.

Esta batalla espiritual ya me arrinconó en una esquina y me dijo: esto es a lo que TIENES que morir, esto es lo que TIENES que cambiar, esto es lo que NO PUEDES seguir tolerando ni permitiendo, tú eliges, si quieres seguir en esta esquina sintiendo mi peso (que no es amoroso) o si de una vez por todas te acuerdas del poder que se te entregó desde el día de tu concepción para romper ataduras humanas y te acercas más a esa libertad que estás buscando.

Esta batalla espiritual me ha quebrantado, me ha hecho dudar, me ha hecho caer sobre mis rodillas, me ha hecho menguar, me ha dado aprendizajes, me ha fortalecido amorosamente la emocionalidad, me ha hecho morir a egos, a ídolos y a creencias limitantes, me ha obligado a crecer, me ha llenado de vida, ¡me ha expandido!

No sé cuánto tiempo dure esta batalla, pero si son 3 cosas las que tengo claras hoy:

1. Quien gana la batalla espiritual es tu Espíritu, tu Alma, por tanto, quien batalla no son tus fuerzas físicas y humanas sino esas fuerzas dentro de ti que están conectadas con otra dimensión.

2. Cualquier batalla genera muerte para dar paso a la vida. La espiritual busca generar muerte a cosas que empobrecen al Espíritu. Pero cuidado, si no se reconoce, se acepta y se decide enfrentar desde la Luz, podemos morir a nuestra esencia, a nuestro poder, a nuestra naturaleza de hijos del amor.

3. Es un proceso doloroso, en el que yo elijo tener o no sufrimiento, pero que cuando es vivido con consciencia y en actitud de abandono (aceptación desde el amor), termina en expansión a todo nivel de tu Ser.

Quiero seguir avanzando desde el amor, desde la Luz.

¿Has vivido o estás viviendo alguna batalla espiritual? ¿Qué has aprendido, que aprendiste?

¡GRACIAS INFINITAS POR ESTAR EN ESTE ESPACIO!


7 commentarios

Maria Camila Restrepo · septiembre 4, 2018 a las 7:56 pm

Vivo batallas espirituales con frecuencia, a veces me hago la fuerte y paso esa batalla a un segundo plano. Pero es evitarla y no enfrentarla a veces siento más fuerte cada proceso. Creo que es cuestión de buscar las herramientas y ayuda pertinente para luchar esta y todas las batallas qué se presentan en la vida.

Stephany Aldana · septiembre 4, 2018 a las 8:01 pm

Mi guerrera de luz!

Claudia correa · septiembre 4, 2018 a las 9:56 pm

Desde el Amor, todo es posible, incluso el Alma libre

Daniela · septiembre 4, 2018 a las 10:33 pm

Todos los días vivo batallas espirituales, y también todos los días las gano porque siempre crezco como persona y aprendo de ellas, me encanta recordar con amor cada una y alimentarla siempre para así seguir fortaleciendo varios aspectos.
Gracias Alma Libre!

    mariacaduran · noviembre 1, 2018 a las 10:28 am

    Gracias a ti por buscar todos los días ser más libre!

susana · septiembre 7, 2018 a las 7:10 am

Tengo batallas muy grandes, porque creo poder aguantar todo fisicamente, y me esfuerzo por estar bien con todo, y ademas aceptarme tal cual pero me falta bastante camino para dejar expresar mi espiritu real, a veces siento que esta ahí diciendome, !ey, relajate, dejame actuar a mi!, aprendí 1ro que otras personas también tienen batallas, y 2do Que hay un camino donde se puede encontrar plenitud

    mariacaduran · noviembre 1, 2018 a las 10:27 am

    No estás sola Susi, lo más importante es aceptar con amor que cuando elegimos el camino del aprendizaje y crecimiento, grandes retos tenemos que enfrentar. Confía en tu proceso, vívelo con gratitud e inspirate y apoyate en personas que también lo estamos viviendo. Un abrazo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *